Manu Caballero

Manu Caballero

Tras su bachillerato literario en Francia, Manu Caballero estudia Mediación Cultural y Comunicación en la Universidad Paris XIII y cine en la Maison du Geste et de l’Image en París. Luego se establece en Barcelona y debuta en la organización de eventos. En su primera experiencia participó en la inauguración de los restaurantes del nuevo centro comercial Maremagnum, lo que le sirvió como base para crear Sweet Pimienta, su propia empresa de asesoramiento gastronómico con la que organizó inauguraciones de tiendas de alimentación y presentaciones de restaurantes a la prensa especializada. Más tarde conoce a Roser Torras y se integra en el equipo de Grup Gsr-produccions de gastronomia en el que permanecerá durante una década. Allí se fogueará en la producción y organización de grandes eventos gastronómicos como el congreso internacional San Sebastián Gastronomika o BCNVanguardia en Alimentaria, sin olvidar eventos internacionales como el famoso World of Flavors en el Culinary Institute of America de San Francisco, en 2006. Tras numerosos viajes y eventos pasa a dirigir la Fundación RBA. Durante 6 años, dirige el equipo y el calendario de actos de la fundación. Supervisa la producción de todos los eventos, manteniendo reuniones semanales con el presidente de la empresa y atendiendo las relaciones institucionales con los principales responsables de empresas y organizaciones políticas y culturales de Barcelona. Fundaciones como la de Pasqual Maragall, Catalunya Europa o Ernest Lluch e instituciones como la del Gran Teatre del Liceu o el Palau de la Música. Desde la dirección de la Fundación RBA gestiona los medios y la imagen pública de la entidad, la contratación de ponentes y entrevistadores, así como la gestión y seguimiento de todos los proveedores necesarios para llevar a cabo los eventos. Durante tales actos, también desempeña las funciones de relaciones públicas para relacionar entre sí, o con la entidad, a los asistentes. Hay que apuntar que la fundación llegó a organizar un evento semanal para una media de 800 asistentes por acto con la coordinación y supervisión que eso implica de caterings semanales así como el resto de coordinaciones de equipos y proveedores.